pepelopezmarin.es

Hacia un estado policial y/o cuando todos somos Mar Esquembre

Imagen de la protesta en el Congreso de Femen contra los cambios de Gallardón en la Ley del AbortoHoy hemos conocido cómo se las gasta la Policía en el Congreso de los Diputados con algunas mujeres. Mar Esquembre, profesora de Derecho Constitucional de Alicante, nos lo ha contado en primera persona en un artículo que publica en un diario y en su propio blog. Mar fue humillada y obligada por la Policía del Congreso a desnudarse para poder acceder a la tribuna de invitados. El hecho, muy  grave en sí mismo, lo es más porque se enmarca además en una suave pendiente que parece conducir hacia políticas claramente represoras de las ideas y no del delito. O eso es lo que parece.

La persecución y la criminalización de la protesta ciudadana va adquiriendo tonos que van claramente del gris al negro. Altamente alarmantes y claro síntoma de que hay preocupación en esferas políticas y de gobierno. Hay antecedentes. Los hubo en la criminalización del movimiento 15-M nada más acceder el PP al Gobierno, los hubo en la brutal represión del movimiento estudiantil de Valencia conocido como Primavera Valenciana, ya saben aquel de “el enemigo”, siguió con la criminalización de los escraches de Stop Desahucios, con los huelguistas de Baleares contra la imposición del modelo educativo…. Demasiados síntomas para pensar que se trata sólo de hechos aislados.

Mar Esquembre, profesora de Derecho Constitucional y conocida feminista de AlicanteEl grave abuso de poder sobre la persona y ciudadana Mar Esquembre en el Congreso, según su propio y mordaz relato, sucede a los pocos días de que hayamos sabido también que 33 ciudadanos de Alicante han recibido en su casa notificaciones de sanciones de mil euros por asistir a los actos de protesta de la inauguración del Ave Alicante´Madrid y pese a que, según aseguran al menos tres de los denunciados, ni siquiera estuvieron allí, lo que claramente da pie a pensar en la existencia de “listas negras”.

Y hoy, leemos con indignación la deningrante experiencia de Mar Esquembre en el Congreso de los Diputados, obligada a desnudarse para acceder a la tribuna y acompañada por un policía todo el tiempo que permaneció en su interior. Mar, para quienes no lo sepan, es no solo profesora de Derecho Constitucional en la Universidad de Alicante, es, sobre todo, una de las voces más autorizadas del movimiento feminista en Alicante y de la lucha por los derechos de la mujer desde hace muchos años. Curioso es también que este “incidente” haya ocurrido solo unos días después del otro “incidente” protagonizado por tres mujeres de Femen que se desnudaron en las tribunas del Congreso para denunciar la contrarreforma de Gallardón sobre la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, popularmente conocido como Ley del Aborto.

Si juntamos todos estos “incidentes aislados”  en una coctelera el combinado que resulta no tiene ciertamente muy buena pinta. ¿Hay un plan premeditado de criminalización de la protesta del que estos recientes dos hechos –Ave Alicante, Mar Esquembre en el Congreso- son dos muestras del mismo fenómeno? Y más grave. ¿Las caretas se están cayendo y quienes controlan estas cosas quieren dar el mensaje claro de que la gente sepa que ellos saben y que están dispuestos a recurrir a todo con tal de paralizar y neutralizar la protesta? Si a ello, además, unimos la tibia respuesta del partido en el gobierno con sus cachorros y alcaldes que glorifican el franquismo y su simbología en su actividad pública y privada, la cosa, ya decía, está entre gris y negra.

Imagen de los excesos policiales durante las protestas estudiantiles de la "Primavera valenciana"Y es que si logran meter el miedo a la gente puede que consigan su primer objetivo, que las protestas amainen en número e intensidad. Pero puede que, entonces, los efectos secundarios sean difíciles de prever, y que la violencia empiece, entonces sí, a enseñar su hocico. ¿Es eso lo que persiguen con estas arbitrarias decisiones?¿Que la violencia provocada deslegitime las protestas de quienes se consideran excluidos y marginados por las políticas ultra liberales que están condenando a la pobreza y a la exclusión social a millones de personas en este país?

Estos días he podido ver en TV la serie de tres capítulos Hijos del Tercer Reich, una dura crónica en primera persona de la II Guerra Mundial a través de la mirada y la experiencia de cinco jóvenes alemanes, uno de ellos además judío. Ya sé que ambas situaciones -España y Alemania- no son hoy comparable, pero... Su fe, la de los jóvenes alemanes, en su país era ciega y les llevó a tres de ellos a participar en la Guerra en primera fila. Sólo el vivir el horror en primera persona les hizo abrir los ojos. Hay que suponer que eso no es lo queremos para nuestro país. Que cuando nos demos cuenta cuán lejos hemos llegado ya solo quede un paisaje de sospechosos, cadáveres y víctimas de los excesos policiales. Reales unos, figurados otros. Como Mar ayer, como cualquiera de nosotros mañana. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.