pepelopezmarin.es

La boda que desnudó a Aznar

Álvaro Pérez "El Bigotes" (i) junto a Francisco Correa acompañados de sus mujeres en la boda de Ana Aznar y Alejandro AgagHacer una lista de boda es como desnudarse ante el Gran Hermano del porvenir. Como un pacto de sangre con el destino. Por mucho que quieras, las ausencias y presencias elegidas te delatan para siempre. Son, para bien o para mal, un testamento que ya no puedes cambiar. José María Aznar hizo una vez una gran lista de invitados a una boda y desde aquel día de 2002 es la lista que le persigue a cada paso que da. Ayer mismo se le volvió a reaparecer en la entrevista que dio a Antena 3 para avisar que está en posición de impaciente espera.

Once años después repasas el listado de aquella boda y ves que se va pareciendo más y más a la que podría hacer Don Corleone. Todo gente bien y distinguida pero con un pasado a veces turbio. En sitio distinguido puso a Francisco Correa -Gürtel- y don Vito -así se hacía llamar el hombre por sus subalternos- fue generoso. Inmensamente generoso. Pagó los 32.000 euros que costó la iluminación de Ana Aznar y Alejandro Agag, pues el evento debía lucir. Y lució. No en vano fue en lugar de reyes, El Escorial. No en vano los contrayentes aspiraban a heredar el imperio. Y llevan camino. Por eso lo de la generosidad castiza de Correa no debe albergar dudas algunas pese a ser el mismo hombre que por aquel tiempo iba comprando a medio Partido Popular a cambio de negocios chuscos. Pero con el jefe, con Aznar, era diferente. Con Aznar era solo agradecimiento sincero por dejarle compartir mesa y mantel con los Berlusconi, con los Blair de turno, gente como él, como Aznar, nada corriente. Ya lo dijo ayer la madre de la novia, Ana Botella, tras ser interpelada por si hubo contrapartida por tan exagerado agasajo: “La duda ofende”. Y tanto. Lo raro es que el periodista que tuvo la osadía no haya sido ya incluido en el próximo ERE de la empresa, que, ganas, seguro no quedan. ¿Cómo se le ocurre a nadie preguntarse si quien fuera capaz de pagar trajes, bolsos, relojes, confetti en comuniones de gente bien, caviar, lujo, viajes a medio PP… hizo aquello de pagarles la iluminación a los novios a cambio de algo? Los pobres siempre pensando en corto. Los pobres son gente pobre que solo piensan en los pobres, dijo alguien. Los ricos están para lo que están. Para recibir regalos a cambio de nada. Para echarnos a la cara que dudar de ellos es ofender. En twitter @plopez58  

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.