pepelopezmarin.es

Dívar, el hombre que ni siquiera supo dimitir

El señorío se mide sobre todo en los momentos duros y difíciles. Es lo que siempre oí decir. Sólo cuando debes enfrentarte a una tormenta seria es posible saber si el piloto que dirige la travesía de la nave va a estar a la altura de las circunstancias. Ahora, en la hora del adiós, ya sabemos que el ya doble expresidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, no ha sabido irse, y, seguramente, podemos concluir también que nunca fue un buen presidente. No supimos de los peligros que pasamos como tripulación los ciudadanos bajo el mando de la cuarta autoridad de este país, pero ahora ya lo sabemos. Fueron muchos y pudimos haber perecido en el intento. Seguramente el listado de sus víctimas es muy largo, algunas conocidas, otras no tanto.

Bajo los oropeles del poder, ya se sabe, es fácil ser o parecer generoso, magnánimo, justo, capaz. Todo eso parece muy fácil, pero cuando el devenir de los acontecimientos se te atraviesa en el camino, las dificultades entorpecen el normal funcionamiento de las instituciones, es cuando se demuestra la pericia y se necesitan de los buenos capitanes de barco. Nada de esto parece encarnar Dívar. Lo triste y duro es que eso lo hayamos sabido demasiado tarde. En el momento de dar su brazo a torcer ha dicho a sus compañeros que se iba por no hacer más daño a la institución, pero también ah dicho que lo hace sin tener conciencia de haber hecho nada maldurante su mandato. Hay que ser pobre de espíritu para llegar a esa conclusión.

Si esa es la opinión que tiene de sí mismo a la hora de decir adiós, con 32 viajes pagados a escote por la ciudadanía, con explicaciones que rozan lo estrafalario, entonces, entonces, es que, efectivamente, este hombre ni habita entre los mortales, ni tiene conciencia, ni debió alcanzar nunca tan alta magistratura. Y de eso también hay dos responsables. Son Zapatero y Rajoy que pastelearon su nombramiento. Seguramente de ahí la racanería de PP y PSOE a la hora de sumarse a la indignación creciente de la ciudadanía por un asunto que era, sobre todo, de conciencia. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.