pepelopezmarin.es

...Y Rubalcaba haciendo punto de cruz (3)

Cuando los principios se pierden, entonces puede suceder que cualquier fulano que pasaba por allí pueda hablar en nombre de los tales principios sin que parezca que es un impostor. Es, groseramente si se quiere, lo que en parte puede que le esté pasando al PSOE como partido y a Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general. Huelva y Ponferrada son dos ejemplos de esto mismo.

Si el PSOE y Rubalcaba, porque el uno y el otro parecen ahora mismo una unidad de destino en lo universal, no acaban de entender cómo es posible que la caída del PP les arrastre a ellos al pozo de la irrelevancia política, entonces es que el problema seguramente lo tienen en su seno y solo hacen que mirar hacia fuera y así no van a encontrar la solución. 

El punto de cruz del secretario general de Huelva de hace unos días y la moción de censura en Ponferrada del viernes último, Día de la Mujer, fruto de un pacto indecente con un acosador convicto y confeso como el excalde del PP Ismael Alvárez, no pueden, no debieran, ser despachados como anécdotas, con una reprimenda verbal sin más, con un “nos hemos equivocado; rectificamos y punto” como en el ultimo caso se apresurase a decir el secretario general cuando la ola de la indignación popular amenazaba con inundar su despacho en la sede de Ferraz. Ambos acontecimientos están tan íntimamente ligados que hacen pensar lo peor. ¿Cuántos en el propio partido no comparten las palabras del secretario de organización de Huelva, Jesús Ferrera, de mandar a la ministra de Empleo "a hacer punto de cruz" ante su manifiesta incapacidad para luchar contra el desempleo? y ¿cuántos en su fuero interno no respaldan el vender la dignidad por un poco de poder como se ha hecho en Ponferrada, sin importarles si con ello se está dando un sonoro puntapié a los principios de generaciones de socialistas que dieron hasta su vida por las ideas de igualdad y dignidad? Esa es la tragedia y la crueldad de quienes hoy militan en el PSOE y no comparten semejantes comportamientos. 

Ya digo, el país medio incendiado, la gente en la calle o en sus casas con un cabreo de mil demonios, asistiendo día sí y día también con rabia e impotencia al espectáculo de ver cómo un puñado de desalmados no solo les roban el futuro a manos llenas, sino que les niegan el presente, y mientras tanto algunos de los máximos responsables políticos del PSOE, como Oscar López (secretario de organización) y el mismísimo Rubalcaba haciendo, ahora sí, auténtico malabares y punto de cruz para salvarse de la quema y sin asumir las responsabilidades que exigen a otros.

Y es que cuando los principios empiezan a perderse, a difuminarse, puede suceder que cualquier concejal, secretario o aspirante a alcalde de su pueblo pueda sentirse con el derecho de representar a los suyos. Que es, parece, en lo que estamos en Huelva y en Ponferrada. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.