pepelopezmarin.es

La rendición de Toxo y Méndez

Esta foto publicada por eldiario.es ejemplifica como pocas la legislatura que agoniza. A empresarios y Gobierno se les ve satisfechos, sonrientes, como cogidos de la mano y en un mismo plano y por encima del resto del mundo, sabiéndose ellos tripulación de un mismo barco con igual destino y que difícilmente compartirán viaje y camarote con la chusma que les debe hasta su capacidad de respirar.

Ahí está el buen cacique Mariano Rajoy observando de reojo, altivo y esquinado, la escena desde la izquierda (derecha según se mira), dominando el encuadre; ahí está la ministra Fátima Báñez buscando la sonrisa cómplice con la cámara que inmortaliza el momento, como diciendo “Jefe, he cumplido y aquí te traigo a estos dos representantes de los trabajadores (o lo que queda de ellos) al altar y al degolladero de nuestros sagrados intereses”.

Ahi está también, sonriente y tercero por la derecha, el presidente de la patronal, Juan Rosell, completando la parte alta del cuadro, dando enjundia (¿?) y proyección al momento. Podía estar sentado en la mesa (se ve que no había más sitio) junto a los dos generales secretarios de CCOO y UGT pero ha elegido estar por encima. Cada uno es libre de elegir el plano y él para la ocasión ha elegido estar con los suyos, con los de su propia estirpe.

Y ahí, por contraste con todo lo anterior, están Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, corderos degollados que saben que su tiempo es pasado, que solo les queda el sacrificio final en el altar de una gestión en entredicho, sentados, mirada perdida, casi genuflexos, haciéndose perdonar por los suyos y como diciendo “Esto es lo que hay, a ver, ¿qué otra cosa podíamos hacer?”.

Toxo y Méndez firmando, aceptando en tiempo de descuento ya, certificando los 426 de la limosna que Gobierno y empresarios han tenido a bien devolver a los desheredados de la tierra tras haberles robado antes y durante tres largos años hacienda y jornal. La misma limosna que el amo y señorito de la campiña enseñaba a toda la feligresía antes de dejarla suavemente caer en el cepillo de la Iglesia y a la vista de todos. A la dolorida vista de quien observa la escena como se observa un cuadro en el museo de la Historia. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.