pepelopezmarin.es

¿Dimitirá Elena Valenciano?

EL PSOE sigue cayendo en las encuestas. O, como mínimo, lleva un tiempo metido en el congelador y aterido. A veces, deben pensar muchos de sus militantes y votantes, pareciera que no corriera sangre por sus venas. Sus dirigentes andan como que no acaban de entender lo que les pasa. Con gestos tan hipócritas y de doble moral como los discursos y el día a día de Elena Valenciano puede que todo se explique mejor.

Elena Valenciano ha acudido a una clínica privada de Benidorm pese a defender en su discurso la sanidad públicaLa número dos del escalafón socialista ha decidido al parecer acudir a un centro privado de la Marina Alta (Alicante) para curarse una dolencia, según cuentan hoy en el diario Información de Alicante los periodistas Pere Rostoll y Rosario Pagés. Valenciano, como era conocido, envía a sus hijos a un colegio de gestión privada de la capital de la provincia de Alicante aunque su residencia familiar la tiene en Altea, a unos 60 km.

Elena Valenciano, faltaría más, es libre de hacer con su salud y con la educación de sus hijos lo que desee, pero alguien debería hacerle ver que cuando tu sueldo, que pagan los ciudadanos, y el ideario de tu partido llevan implícitos justo lo contrario, entonces algo aquí no cuadra. O sí. Porque el caso de Elena no pasa por ser único ni particular en este partido. Quizás por eso, en el PSOE son muchos los que a día de hoy no entienden cuando algunos ciudadanos les gritan por la calle aquello de “PSOE y PP la misma...”.

Nadie está obligado a curarse en la sanidad pública, es más en este país hay muy buenas clínicas privadas. Nadie está obligada tampoco a elegir para sus hijos centros públicos de enseñanza, porque vivimos, o eso dicen, en una país con libertades, pero nadie está tampoco obligada a seguir en un cargo público, que, no es necesario repetir, pagan los ciudadanos. También los que estos días y en estos tiempos ven como no les llega ni siquiera para ser curados en un centro sanitario público o asisten incrédulos a la expulsión de su gente más próxima de las aulas de la universidad. Y todo, porque simplemente son emigrantes, jubilados, parados, gente corriente. También, claro, porque no son Elena Valenciano.

En fin, lo primero es desearle que mejore de su estado de salud y ya una vez repuesta que se piense si está en condiciones de ocupar el cargo que ocupa y decir las cosas que dice. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.