pepelopezmarin.es

El gobierno decreta el fin de la crisis

Colas de parados esperando en una oficina del INEM para ser atendidos

La fiesta está a punto de comenzar y los músicos ya afinan sus instrumentos. El Gobierno acaba de decretar el fin de la crisis. Igual que se decreta el final de una sequía cuando los pantanos superan un cierto nivel de agua acumulada sin siquiera mirar al cielo, la trompetería gubernamental acaba de constatar que el fin del Apocalipsis se aleja de nuestro horizonte. El banquero metido a ministro de Economía, Luis de Guindos, le ha puesto fecha: los cohetes se empezaran a disparar a mitad de año.

La ministra aficionada a estudiar los fenómenos del más allá y cuyas apariciones públicas son tan inesperadas y sorprendentes como las de la misma virgen de su nombre, Fátima Báñez, se ha sumado al coro cantor de las alabanzas de la Reforma Laboral. Primero fue el ministro Cañete, el hombre que habla tan llano que al menor despiste puede uno confundirlo con uno de los nuestros, quien dijo el jueves que la Reforma Laboral ya está empezando a dar sus frutos positivos. Y ahora ha sido ella, Báñez, la ministra de Trabajo, quien ha bendecido la norma al asegurar que la tendencia económica ha cambiado claramente, sobre todo en lo que afecta a los más jóvenes.  
Poco importa que el paisaje de destrucción y muerte que vemos la mayoria del resto de los mortales. Para un Gobierno acostumbrado a gobernar por decretos leyes, al punto de que en un año superan la treintena, ha llegado la hora de anunciar la buena nueva y a fe que lo están haciendo con pasión y empeño. Que el decreto de fin de ciclo coincida justo cuando hemos conocido los datos demoledores de la EPA (Encuesta de Población Activa) con la friolera de seis millones de parados, que más del 55 % de los jóvenes menores de 25 años esté sin trabajo, que 150.000 de ellos hayan tenido que recuperar las maletas que habían guardado sus padres para emigrar en el último año, que los emigrantes estén saliendo en masa como antes entraron, en fin, que por primera vez cuatro comunidades (Andalucía, Canarias, Extremadura y Castilla-La Mancha) superen ya el 30% de desempleados, solo son ganas de enredar. Lo ha dicho también el jefe de Goldman Sachs, Lloyd Blanktein: La crisis ha terminado ha sentenciados el hombre. Y de esto ellos deber saben pues fueron unos de los que más hicieron para provocar el cataclismo. Y por si faltata alguien, ahí tenemos al mismo rey Juan Carlos, que el hombre se gana el sueldo aplaudiendo la bonanza de las medidas adoptadas por el recortador Rajoy con tal énfasis que algunos ministros deberían aprender de él. 
Pues, nada, alegrémonos del evangelio gubernamental. Que empiece la fiesta, que saquen el cava, que la orquesta no deje de tocar y empecemos a bailar ¡hasta la muerte final! En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.