pepelopezmarin.es

CAM: 26 millones de fianza y de esperanza

Los 26 millones de fianza impuestos de forma solidaria por el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez a los cinco imputados de la cúpula de la extinta CAM, unos cuatro mil millones de las antiguas y quien sabe si pronto nuevas pesetas, pueden parecer mucho dinero pero en realidad no son nada comparados con el montante del desastre y el estropicio causado por ellos. Esta es la primera consideración. Es solo un primer y minúsculo paso para restablecer parte del daño causado. Si lo miramos bien veintiséis millones de fianza son solo la punta de un iceberg que se adentra en los pantanosos terrenos donde habitaba el monstruo de la codicia, ese lugar lleno de luces y dispendio en el que cada uno de ellos vivieron por encima de nuestras posibilidades sin pensar que un día alguien les pudiese pasar al cobro la cuenta y menos aún que ese alguien fuese un juez. Esto, seguro, jamás entró en sus cálculos. Ni aún en sus momentos más negros. Este es el punto de inflexión en el que andamos.

Estamos hablando de Modesto Crespo, Roberto López Abad, María Dolores Amorós, Teófilo Sogorb y Vicente Soriano, quienes capitanearon el desastre, quienes  debieron ser peones al servicio de una buena causa pero se creyeron reyezuelos dotados de inmunidad y, sobre todo, de impunidad, gentes todas ellas que ahora a buen seguro estarán viendo todo lo que ocurre a su alrededor con inusitado asombro y absoluta extrañeza. Esta millonaria fianza los devuelve a ellos al terreno de los humanos y a los miles de ciudadanos y víctimas de su nefasta gestión les abre una pequeña mirilla por dónde pueda colarse un día un rayo de esperanza en sus demandas.

¿Qué son 26 millones para quienes han ocasionado que cientos de millones de euros de miles de ahorradores sean hoy papel mojado? ¿Qué son 26 millones de fianza para quienes hicieron posible y crearon las condiciones necesarias para que el trabajo y los ahorros de años de gente humilde y confiada acabara en una pesadilla y en un sueño roto? Seguramente no son casi nada, una minucia, solo un tardío, insuficiente y pasajero alivio, pero seguramente también un hecho necesario que ayude a todas sus víctimas a hacer más transitable el duro camino que se avecina. Sólo son eso, veintiséis millones para la esperanza, pero nada más. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.