pepelopezmarin.es

Madrid 2020: otra vez la Armada Invencible

El presidente del COI en el momento de dar a conocer la ciudad organizadora de los JJOO de 2020“Tongo, tongo y tongo”, “conspiración”, “no nos quieren porque somos mejores”, “nos envidian”… perlas como éstas jalonaban anteanoche y seguían repicando ayer las paranoicas informaciones y los análisis de algunos periódicos y medios de comunicación pata negra para explicar el gran batacazo de la candidatura Madrid 2020. Ni un remedo de autocrítica, ni un intento de explicar por qué sucedió lo que sucedió. Otra vez el mundo no nos entiende, otra vez una batalla que se tenía ganada perdida. Otra vez la Armada Invencible luchando contra los elementos.

Los mismos que hablan de conspiración sin explicar de quién, ni para quién, y sobre todo para qué, sin aportar dato alguno que sostenga su denuncia, son los primos hermanos de los que llevan años despellejando el país. Recordemos que su sumo sacerdote, José María Aznar, no ha perdido oportunidad en los últimos años para disparar en todos los foros internacionales que se le han puesto a tiro cañonazos contra la España que presidió. Palabras como quiebra, bancarrota, caos… no son los peores calificativos que fue dejando por ahí el ciudadano Aznar, eso sí cuando un tal ZP estaba al mando. 

Los mismos que hablan de tongo (La razón), los que aseguran que "Madrid hizo todo bien" (ABC) son los portavoces de los que llevan gobernando casi dos años instalados en la mentira y el engaño, sin un asomo de arrepentimiento ni vergüenza. Los mismos que hablan de lucha contra la corrupción son los que hacen desaparecer ordenadores con datos presuntamente comprometedores de un tal Bárcenas. Decía Rajoy que fuera de nuestras fronteras Bárcenas y la corrupción no cuentan, que eso son sólo "nuestros líos", sin entender que si algo es hoy el mundo es global. Basta con leer los periódicos, no los de aqui, los de EEUU, Reino Unido, Alemania...

Si esto del COI (Comité Olímpico Internacional) es lo más parecido a una gran empresa, y debe serlo por cómo se comportan sus miembros, por qué se debían de poner su negocio en manos de gente acostumbraba a hablar mal de su país, a mentir compulsivamente como forma de gobierno, gente a quienes le preguntan por el dopaje y contestan con infraestructuras (Botella sic). En definitiva, gentes acostumbradas a encubrir a los corruptos, a ser tolerantes con el dopaje, pues una ley hecha muy a última hora no justifica ni compensa años de contemporización, por qué iban a confiar en un país cuyo sistema financiero está tan esclerotizado que se ha convertido en un bucle de sí mismo y es incapaz de cumplir con su función primordial: dar crédito. Seguramente si buscáramos por aquí encontraríamos algunas de las explicaciones de esa "sonrojante derrota" que, al parecer, nos han querido hacer ver que nadie esperaba.

Un tuit lo venía a resumir de esta guisa: “Si tú fueras muy rico, ¿pondrías tu empresa y tu patrimonio en manos de Ana Botella?” Pero, claro, lo fácil es hablar de “tongo, tongo, tongo”, de conspiraciones en la derrota (¿quién no se acuerda del 11-M?), del “no nos entienden”, lo difícil es reconocer que otros pueden ser mejores, predicar con el ejemplo, construir y no destruir, generar confianza y no confusión. Lo difícil es saber perder. Pero ni eso han (hemos) sabido hacer.

P.D. Otro tema. Un día habría que preguntarse también por qué los principales medios de comunicación de este país, de izquierdas y derechas, se han sumado en los días y semanas precedentes a "la gran decisión" a esta orgía informativa basada en la zafiedad, en la autocomplacencia, en vender la piel del oso antes de salir siquiera de caza; habría que pedir explicaciones del porqué han sido simples voceros de una candidatura sin el más mínimo asomo de rigor y equidistancia, de buen periodismo, de por qué se han convertido en jueces y parte, en censores de aquellas voces del país y de la ciudadanía que, como mínimo, no lo venían tan claro, y ante cuyas opiniones han mantenido un ominoso silencio cuando no censura. Pero ese es otro tema. Un capítulo más de la distancia cada vez mayor entre los medios y la ciudadanía a la que deberían servir, del desprestigio del periodismo de empresa en un país acostumbrado a lamerse las heridas sin preocuparse en buscar el remedio para combatirlas. En twitter @plopez58

Otras entradas relacionadas con el tema:

-Aguasfiestas para Madrid 2020

-JJOO Madrid 2020: cinco razones para el NO

 

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.