pepelopezmarin.es

¿Viaja Alicante hacia el Tercer Mundo?

Distribución del paro en los barrios de Alicante según el Mapa de la Pobreza dado a conocer el pasado viernes

Los datos son fríos, como cuchillos cortantes. La realidad, cercana a la que podríamos encontrar en países mal llamados del Tercer Mundo. Niños que pasan hambre. Gente, más de la que se pueda creer, viviendo bajo los puentes “porque hasta los cajeros de bancos como el Sabadell los están sacando fuera para que no molesten”. Alumnas brillantes por el día, que se transforman en pequeñas bandadas de pedigüeñas que se lanzan por las tardes/noches hacia las calles del centro de la ciudad vestidas con cuatro harapos y tratando de llevar algo de dinero a casa. No es Somalia. Es Alicante. No es el África subsahariana. Es, ya digo, Alicante. Son los barrios de una ciudad que ha olvidado su propia geografía. Es, en resumen, el Mapa de la Pobreza, el “otro Turibús” que los turistas que visitan la ciudad nunca ven. Es el “viaje” que nos proponen realizar la Plataforma contra la Pobreza y la Exclusión de Alicante y la Plataforma de Iniciativas Ciudadanas y que fue presentado por Kike Romá y Rafa Bonet el viernes último en la sala Miguel Hernández de la Sede de la UA en Alicante ante medio centenar de personas.

Soad Kehitil es inmigrante árabe, pero es también  mediadora social en el barrio Juan XXIII de Alicante gracias a un programa cuya financiación tiene fecha de caducidad: a finales de junio. Por eso sabe de lo que habla. Porque conoce las dos orillas. Ella misma, pese a tener sus papeles en regla, reconoce que sufre a diario el acoso policial cuando va a trabajar. “Casi todos los días me para la Policía para pedirme la documentación”, comenta. La conocen, pero la paran. Su testimonio, sereno pero desgarrador, emocionado pero rotundo, sirve para poner cara y ojos a esa otra realidad que está a la vuelta de la esquina, tras de cualquier calle, tras de cualquier escaparate.

Soad habla de familias que llevan tres años sin cobrar el publicitado bono-libro, de niños que sufren desmayos en las aulas de los colegios de la zona porque ese día no han desayunado en casa, de anemias. Y alerta de un problema reciente: “Las nuevas tasas de la selectividad están haciendo que gente muy buena no se pueda presentar al examen porque no tienen para pagarlas”. Pero también habla de solidaridad, de esperanza, parches si se quiere, de profesores que han pedido una ampliación de su hipoteca para ayudar a algunos de sus propios alumnos y de sus familias. Es la otra cara.

Los datos no dejan lugar a dudas. Un informe de Unicef lo deja claro. “La infancia está pagando los platos rotos de la crisis y de la pobreza”, dice Kike Romá, quien apuntala su afirmación señalando que ese índice ha subido dos puntos y ha pasado en poco tiempo del 24 al 26%. Eso, en España, en Alicante puede ser peor "aunque no hay datos desagregados aún" Y es que paro y pobreza tienen una correlación y los datos aquí no dejan lugar a dudas.

Quien precisamente sabe mucho de mirar a esos ojos y a esta geografía humana y, en parte, urbanística que hay tras el recorrido turístico del Turibús oficial de Alicante, ese bus que toman los turistas en un paseo panorámico por el Alicante monumental y cultural -lo que queda, claro- es Kike Romá, miembro de la Plataforma contra la Pobreza y la Exclusión de Alicante. Su propuesta es adentrarse y adentrarnos imaginariamente en ese otro Alicante, el que hay a escasos metros del recorrido del autobús turístico, el de los barrios.

José María Perea y Kike Romá durante la presentación del Mapa de la Pobreza de Alicante en la sede de la UA Durante una hora conduce un autobús que te habla de dolor, pero casi no te das cuentas. Te das cuenta después cuando ha pasado la anestesia de los datos y el baño de realidad. “Es –dice- lo que hay tras el Alicante que enseña el Turibús “. Y lo dice como quien cuenta un cuento, que hace que su auditorio siga esperando siempre un poco más. A través de un panel de fotos (“casi todas hechas horas o días antes”, advierte) te va llevando por esa otra ciudad alejada del eslogan del “guapa, guapa” que tanto éxito ha tenido de crítica y de público.

El recorrido, el suyo, el que propone él, sube más al norte, y se ensancha hacia el este y el oeste de una ciudad que acostumbrada a mirarse el ombligo. Son puntos obligados de este recorrido barrios como San Antón, Mil Viviendas, Juan XIII, Villafranqueza, Virgen del Remedio, Tómbola, La Florida…,  y cuenta con parada obligatoria en la sede de Alicante Acoge “cerrada por las deudas del Consell”. Y ya puestos, claro, no se olvida de dar una vuelta por los centros de desintoxicación “oportunamente escondidos a los ojos de los ciudadanos”, y por los campamentos de los sin techo existentes junto al Rico Pérez, esas casas de tela también llamadas tiendas de campaña que están ahí plantadas y escondidas a los ojos de los ocasionales visitantes “tras altos muros” que impiden ver estas otras realidades si no te adentras en ellas de forma consciente. O te lleva a esos otros campamentos que había hasta no hace mucho bajo el Puente Rojo, una zona hoy limpia porque por allí andan unos operarios liados con las obras del Ave, pero que hasta hace cuatro días eran lugar de asentamiento de un grupo de sin-techo.

El viaje que nos propone Romá lleva también a conocer de boca de unas sus viajeras, Mercedes Pastor, pisos de cinco alturas sin ascensor convertidos en cárceles para sus propietarios o inquilinos en Virgen del Remedio impedidos de poder subir y de poder bajar. “Hay gente que hace mucho que no puede salir de allí”, cuenta esta mujer, y a los que los vecinos les suben la compra casi a diario.

El recorrido es también el viaje al desempleo, con barrios donde ya se supera ampliamente el 40%, y a los desahucios (más de 400 solo el pasado año en la ciudad).  Es, ya se ve, otro tour. El que no ven los turistas, el que no ven tampoco muchos que no son(mos) turistas y que viven todo el año en Alicante. El de la realidad de cogerte una cámara de fotos y pasear a ver qué pasa. A ver qué te encuentras. Y lo que te encuentras, con datos aportados por el profesor de la UA José Ramón Navarro Vera, es que el zarpazo de realidad tampoco pasa de largo en el mismo centro de la ciudad, donde el corazón del comercio tradicional, y donde se puede ver que más de medio centenar de negocios y comercios tienen la persiana bajada desde hace tiempo y en apenas un radio de una decena de calles.

Y como no es lo mismo contarlo solo con datos fríos y estadísticos, fotos de un elaborado power-point, el Mapa de la Pobreza también tiene testigos, como el de Saad Kehitil antes relatado, testigos que él conductor llamó “en tres dimensiones”, como el Consuelo Navarro, secretaria general de CCOO de L´Alacantí, quien recordó el escalofriante dato de que Alicante lleva acumulados en estos años de crisis 27.000 parados más a su ya larga lista; o el del joven  senegalés Ousmane Ndiaye, un emigrante “que habla varias lenguas”. “Cuando vine con 18 años –recuerda Ousmane- me hablaban de pisos pateras, pero aquellos no eran pisos pateras, allí vivían solo 4 o 5. Lo de ahora sí son pisos patera”.

Él, ahora, es feliz. Tiene trabajo. Eso sí, ocho horas en un hotel y por poco más de 400 euros. Pero, pese a todo, se sabe un privilegiado. Tanto, que sabe de muchos compañeros que no lo tienen y a los que la situación se le complica por días. Y es que desde hace unos meses tienen miedo hasta de ir al médico “porque les amenazan con facturas”. “Yo les aconsejo que vayan, pero tienen miedo porque no pueden pagar”, concluye este joven senegalés.

Ousmane relata historias parecidas a la de su compatriota senegalés fallecido de tuberculosis en Mallorca por falta de atención sanitaria y dice que él sabía que eso antes o después iba a pasar y que “cualquier día pasará aquí también”. “Yo les aconsejo que vayan”, reitera. Pero el miedo, ya se sabe, es libre. Y es, se deduce de sus palabras, lo que pretenden cuando vas al médico y te amenazan con una factura que saben que nunca podrás pagar. Que el miedo te paralice.

Otra testigo, Mercedes, puso el acento en esa otra pobreza que nace de la falta de aplicación de la Ley de la Dependencia, que en la Comunidad Valenciana y en Alicante tiene sus particularidades, como son esos 30.000 fallecimientos antes de serle concedida la ayuda y los tres años de media que se solía tardar para ser atendida una demanda. Eso era antes. Ahora, con los “recortes de más de tres mil millones” en los  dos  últimos años, se abre otra sima hacia la pobreza y la exclusión de miles de familias que habían visto ahí una pequeña luz y "también se les ha cerrado" esa ventana .

Lo dijo al terminar el presidente de la PIC, José María Perea. Esto –lo del Mapa de la Pobreza, lo del paseo que propuso Kike Romá, la realidad que contaron estos testimonios tan valiosos- es solo el principio de un “trabajo que ahora necesitamos dar a conocer”, pero que solo será posible “si otros, si la Universidad, el Ayuntamiento, los partidos políticos… cogen el testigo y convierten todo esto en una herramienta de trabajo” de un plan municipal de lucha contra la pobreza y la exclusión.

Reparto de la población inmigrante en Alicante según se recoge en el Mapa de la Pobreza de AlicanteEs el tour que falta. Que alguien se atreva a coger ese otro autobús que está dejando de tener paradas en muchos barrios de la ciudad y que está dejando a niños sin desayunar, a familias sin casa, y a gente tirada en la cuneta porque han perdido el trabajo. “Porque todo –enfatiza Kike- empieza cuando pierdes el trabajo”. Y eso, en una situación como la actual, ya no solo afecta a unos pocos. “Nos puede pasar a cualquiera”, dice. Bueno, a cualquiera no. Pero a muchos, sí. Sobre todo si hablamos de algunos barrios de Alicante por los que el Turibús de los turistas de verdad no tiene aún previsto hacer parada alguna. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.