pepelopezmarin.es

Agua (y financiación) para todos

Ante el agua, hoy la financiación, ese parece ser el caminoLes oyes hablar y se diría que definitivamente  también ellos han renunciado al territorio de los sueños. No están todavía en el made in catalán del España nos roba como mantra donde esconder todas las vergüenzas, pero camino ya llevan.

Es como si ellos, también ellos, hubiesen desconectado emocionalmente de la tierra que pisan y quisieran por toda aspiración ser extranjeros en su propio país. Casi no hay entrevista, comparecencia, discurso, intervención, nota de prensa del president valenciano de algún conseller de su gobierno o de director o directora general donde no aparezca el fantasma del dinero que nos deben como explicación-justificación de lo que no hacen, como muro de todas las lamentaciones.

La infrafinanciación, la deuda histórica, el déficit… son todas ellas sus palabras preferidas, la muleta en la que apoyarse, el soniquete con el que nos acunan, olvidando que muchos de ellos son y fueron también compañeros de viaje de los zaplanas  y zapateros que tocaron en la orquesta que nos trajo hasta aquí. Con dinero, dicen sin decir, nos llevarían a Ítaca. Sin él, estamos condenados a ser otra vez más náufragos de nosotros mismos en cualquier playa del Mediterráneo, exiliados en nuestras propias fronteras.

Son, están empezando a ser y comportarse, como vulgares contables, oficinistas de pueblo sin aspiraciones (con perdón para los oficinistas de pueblo, siempre tan necesarios). Se diría, por lo que tanto dicen y hablan, que han renunciado a la épica del relato para adentrarse en el arqueo de caja como toda aspiración. Y su gran Odisea se resume en la renuncia a ser capitanes de una nueva travesía para discutir unos céntimos con los tiburones de las finanzas madrileñas. Esa es (casi) su agenda política, signifique lo que signifique agenda política.

Otros recurrieron al agua para todo y para todos como elemento donde esconder toda su incompetencia y sus practicas corruptas. El maná futurista del trasvase del Ebro como puerto de llegada les permitió ocultar el botín que fueron robando en cada operación de saqueo. Éstos, los de ahora, huyen de las metáforas, son más terrenales, prosaicos. Corazones metálicos, prefieren el frío vil metal.

Y uno, cada vez que lee y escucha, cansinamente y hasta el hastío, la misma cantinela, el mismo victimismo, la misma auto justificación no pedida, la trompetería de las nuevas manifestaciones que ya se anuncian, no puede por menos que pensar si con todo ello, con tanta palabrería de charlatanes de mercadillo, no querrán en verdad  ocultarnos de antemano su propia impotencia e incapacidad para abrir nuevas rutas por donde caminar. Más o menos, la venda antes de la herida. Más o menos el mismo y viejo manual que cegó el camino hasta aquí.

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.