pepelopezmarin.es

La cacería de Serafín

El secretario general del PP Serafín Castellano (i) muestra orgulloso decenas de patos abatidos junto a su amigo y dueño de Avialsa Vicente Huerta (c). Foto Levante-EMV ¿Qué sería de este país sin la caza? Cazar se ha cazado siempre, nada malo hay en ello, dicen sus defensores. Es ley de vida. Otra cosa es que se hayan corrompido sus artes y sus leyes. Ya no se caza por la supervivencia, ni siquiera por el placer de matar. Ahora la pieza a abatir siempre es caza mayor. Serafín Castellano es la última de sus víctimas. Pero hubo más, bastantes más.

Un gran defensor de las artes de la caza como Miguel Delibes escribía esto: “Lo que hay que preguntarse no es si la caza es cruel o no lo es, sino qué procedimientos de caza son admisibles y qué otros no lo son”. Los procedimientos, siempre tan importantes, otra vez ultrajados. 

El mejor Berlanga lo inmortalizó en su Escopeta Nacional. Lo que importa no son las perdices, sino la manera de desplumarlas, nos enseñaba el maestro. Lo que antecede y sucede al disparo certero que acaba con la vida del animal. El negocio, la concesión, el privilegio, la prebenda, la bacanal.

Creímos que la caza y sus negocios aledaños eran cosa del pasado, de la caspa franquista, pero ahí está Serafin Castellano para recordarnos que no es así. No tan lejos, antes que él, un ministro de Zapatero, Fernández Bermejo, tuvo que dejarlo por infringir las normas e irse de cacería con Garzón a un coto sin licencia. Otro, el propio Garzón, fue también victima de otra cacería, la del PP por atreverse a disparar al corazón oscuro de la financiación de este mismo partido.

Por eso no es tan extraño que Serafín Castellano, un superviviente de todas las cacerías políticas de la derecha de esta tierra, exconseller con Zaplana, cabeza visible de conato de rebelión del zaplanismo contra el campismo triunfante, y hoy mano derecha del jefe del Consell, Alberto Fabra, en su doble condición de conseller de Gobernación y secretario general del PP en la Comunidad Valenciana, no vea nada malo en las correrías montaraces con sus amigos Taronger y Vicente Huerta. Como no lo ve en el hecho de que el TSJ esté a punto de imputarle por algunas de escas cacerías. Él -debe pensar el bueno de Serafín- solo cumple con una tradición patria. Que fuese su amigo Huerta al que graciosamente le otorgó por vía de urgencia la concesión de apagafuegos de los montes valencianos por un montante de 22 millones, solo debe ser un disparo fallido. Nada más. Que se hayan roto aquí claramente las reglas del buen cazador, cosas de un soñador como Delibes. Nada menos.

El escritor británico Ken Follett escribía esto otro sobre el arte de la caza: “En el mundo que hay fuera del monasterio, nadie se preocupa de ti. Los patos se tragan a los gusanos y los zorros matan a los patos. Luego, llega el hombre y dispara contra los zorros. El diablo caza al hombre”. El problema es que, asqueados de tanta burda cacería, de pronto nos hemos dado cuenta que estamos rodeados de gusanos y zorros, que los patos hace tiempo emprendieron el vuelo huyendo del cenagal en el que hemos convertido el territorio, y que el mismo diablo es quien nos gobierna. Tristemente, de acuerdo con Follett, tras tanta cacería, tampoco van quedando monasterios donde poder refugiarse de las ráfagas que nos llegan cada día de todas las escopetas nacionales. En twitter @plopez58

Otras entradas relacionadas con la noticia:

-Valencia: humo, solo humo

-Y si Mónica Lorente fuera Serafín Castellano

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.