pepelopezmarin.es

Valencia: humo, solo humo

Uno de los incendios que han calcinado más de 50.000 hectáreas en la Comunidad ValencianaUn viejo aforismo nos enseña que por el humo se sabe dónde está fuego. Eso sucede en casi todos los sitios y lugares, no en la Comunidad Valenciana. Aquí, en la tierra de los parientes zafios de Alí Babá en berlanguiana nueva versión aún por filmar del Todos a la cárcel, si seguimos la pista del humo solo encontraremos más humo. Y eso, por si alguien pensaba que otra manera de ver y hacer las cosas era aún posible.

 

Es lo que viene a decirnos el recién elegido secretario general del PP, a la sazón conseller de Gobernación y mano derecha del president del Consell, Alberto Fabra, Serafín Castellano, cuando nos insta a olvidarnos de que el fuego que ha reducido a cenizas miles de hectáreas de nuestros montes tenga algo que ver con ellos, ni, claro, con los recortes, ni con su negligente gestión de los medios contraincendios. Que por ahí, quede claro, debemos perder toda esperanza. Sólo ha sido un accidente de la meteorología en el que ellos -Castellano y Fabra- son solo otras víctimas más. 

El fuego que ha arrasado más de cincuenta mil hectáreas en la zona de Cortes de Pallás y Andilla, con seguridad la peor tragedia medioambiental en los últimos veinte años en esta parte de España, una tragedia que ha acabado con la vida de un piloto de avioneta y herido gravemente a otros dos, el incendio que condena a cenizas el futuro de un gran número de poblaciones de estas comarcas, solo es para nuestros prebostes eso mismo: humo que se llevarán los primeros vientos. Desgraciado humo cuyo debate ya podemos anticipar solo nos conducirá a la melancolía, esa que hace tiempo debimos abandonar para tratar de ser un poco más felices. Ni un atisbo de reconocimiento de responsabilidad alguna, ni un lo sentimos, menos una dimisión por el alcance de la tragedia, nada de nada. Tan sólo humo.

Y es que hay que recordar aquí y ahora que el hombre que esto defiende tan tranquilamente lo ha podido decir así de chulo porque salió indemne y limpio de las acusaciones de haber convertido la conselleria de Sanidad durante los años que ejerció de conseller de la misma (2000-2003) en una especie de red clientelar para amigos y familiares, el hombre que declaró que firmar contratos con la empresa de un amigo íntimo no tenía nada de raro ni de particular. Y ello a pesar de que algunas informaciones llegaran incluso a apuntar que compartió con él también compra-ventas sospechosas.

Ya se sabe, aquellos lodos trajeron estos humos. Por eso hoy no deberíamos extrañarnos de que aquí, entre nosotros, el humo nunca, o casi, nos lleve al origen del fuego, y de que sea tan difícil avanzar en el control de las llamas que nos asolan por los cuatro costados. Aquí, ya está dicho, el humo sólo es el indicio que nos conduce hacia una casi eterna humareda. Esa misma que nos está haciendo cada vez más irrespirable el ambiente. En twitter @plopez58

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.