pepelopezmarin.es

Alicante 24M: un ángel caído y tres actores en busca de autor

El 24M ha dejado en la ciudad de Alicante un cuadro donde podemos ver con nitidez un ángel caído -el PP-, tres actores en busca de obra y autor -PSOE, Guanyar y Compromís- y un meritorio de la escena -Ciudadanos- en standby y a la espera de que las circunstancias le permitan ponerse delante de los focos. Uno por uno, el cuadro que sigue podría ser la radiografía aproximada que nos deja la resaca electoral de la noche en la que la ciudadanía alicantina decidió tirar a la basura por inservible el libreto de los veinte últimos años y sus frases-resumen las siguientes: Del cielo a la tierra (PP); un Gordo para la peor apuesta (PSOE); Fiesta y rabia a partes iguales (Guanyar); Sonrisa de oreja a oreja (Compromís) y El éxito de la irrelevancia (Ciudadanos). Vayamos por partes.

Asunción Sánchez Zaplana (PP) en el momento de votar el 24MPP. Del cielo a la tierra. Lo primero y más relevante es, sin duda, el gran batacazo popular en la ciudad, con aterrizaje forzoso incluido de su principal protagonista. Así las cosas, no resulta difícil imaginarse a la exalcadesa Sonia Castedo disfrutando a distancia y desde su guarida celestial del imprevisto funeral de su propio partido en Alicante. “Yo, 18, y esta, 8”, debe decirse a sí misma una y otra vez al tiempo que se lame las heridas de su soledad. Y es que las cuentas no pueden ser más crueles. Ella, Castedo, cooperante necesaria del desastre por los casos de corrupción que investigan varios juzgados, por su forma prepotente y chulesca de ejercer el cargo, posiblemente esté viendo con malsana satisfacción que los duros palos han ido a parar... a lomos de otra mujer. Curiosamente quien fue parte de su propio equipo, Asunción Sánchez Zaplana, a la que la propia Castedo no dudó en afearle en público que no la defendiera en campaña de los ataques que recibía desde la izquierda es la cara doliente de la derrota y quien deberá pilotar la larga travesía del desierto que este partido parece tener por delante. Suni, convertida en metáfora de sí misma, tan recortado el nombre como recortado su poder municipal, la que decidió aparecer en los carteles electorales con ese nombre de cercanía, Suni, en un ejercicio de funambulismo que confunde lo principal con lo accesorio. Pero los resultados han sido elocuentes: Mitad de nombre, mitad de votos. Solo el tiempo permitirá conocer el alcance de los daños colaterales de una debacle sin paliativos. Enviada por su propio partido a Valencia como consellera de Bienestar Social para evitar que se quemara en la hoguera de los casos de corrupción que tenían, y aún tienen, cercada la ciudad -Brugal, Rabassa, Ikea..- su vuelta solo ha servido para testificar que el problema posiblemente no era la cabeza sino el cuerpo entero, la metástasis que invadía el silencio y la complicidad de años. Así que su No Campaña, la de Suni, ha acabado siendo el territorio de su tumba. Las propuestas en positivo no han cotizado frente al peso y la pestilencia de una herencia envenenada y de la que ella fue partícipe, bien por acción, bien por omisión. Duro palo para ella, sí, y para su partido tras veinte años de gobierno absoluto, pero seguramente también merecido. Y ya puestos, solo le queda el amargo consuelo de pensar que lo suyo no es mucho peor que lo sucedido a otros santones, o santonas, del partido, pongamos que hablamos de la propia Rita Barberá en Valencia, quien, despechada y extraviado el sentido, ya ha anunciado que ni recogerá el acta.

Gabriel Echávarri celebra sus resultados en la jornada electoralPSOE. El Gordo para la peor apuesta. Ese es, quizás, el resumen. El mejor premio para el peor resultado. Gabriel Echávarri podrá ser después de todo, eso sí con permiso de Guanyar y Compromis, el nuevo alcalde de la ciudad. Un premio que se antoja excesivo para un PSOE local que en la campaña ha seguido dando muestras de estar en clara descomposición política y social como agrupación local. Los resultados finales no se entienden sin que parte importante de sus propios militantes y votantes hayan preferido claramente alistarse en masa en otras opciones menos cainitas. Pero, claro, la materia electoral tiene estos caprichos y estas paradojas. Y ahí está él, ofreciéndose como alcalde, como único alcalde. Cosas de la metafísica, que pueden hacer, incluso, que el peor resultado del socialismo local en votos y concejales en democracia desde la Transición pueda acabar llevándoles de nuevo a la Alcadía. Pero el suyo será un gobierno bajo estrecha vigilancia e ITV permanente. Superar los recelos con sus potenciales socios no va a ser tarea fácil y las torpes declaraciones del propio candidato Echávarri horas antes de cerrar la campaña electoral alertando que él no apostaba por un tripartito, solo parecen ser el enésimo error de una cadena plagada de errores y donde el simulacro abortado de primarias locales marcó el antes y el después de lo que pudo haber sido y no fue.

Miguel Ángel Pavón comenta los resultados con los periodistas localesGUANYAR. Fiesta y rabia a partes iguales. Fiesta porque vuelven a ser decisivos para cualquier opción de cambio y rabia porque bien saben ellos que tuvieron al alcance de la mano el sueño de la Alcaldía de una ciudad tan importante como Alicante. En pocas ocasiones como esta la meta estuvo tan cerca, pero errores propios en el proceso de confluencia, la incapacidad para encontrar el mirlo blanco de una Manuela Carmena local, el juego sucio y de patadas al tobillo de una parte del Podemos Alicante en todo el proceso y la guerra sucia, no declarada pero cierta, de algunos influyentes medios informativos locales, que nunca entendieron ni vieron con buenos ojos el proceso de construcción de una nueva manera de hacer política abierta a la ciudadanía, fueron sus peores enemigos. Miguel Ángel Pavón, su cabeza de lista, sabe que su principal objetivo tras empujar a Castedo fuera del Consistorio era echar al PP de la Alcaldía, y que eso es hoy día posible. Vamos, que lo tienen al alcance de la mano si logran cuajar (¿o será cuadrar?) un tripartito, pero en su rostro, un tanto serio en la noche de la resaca electoral, se dibujada un rictus por la decepción de haberse quedado a mitad de camino. Eso, claro, y que el convencimiento de que la empresa que hay delante no va a ser ni fácil ni cómoda lo explicaría. Y, rabia, sí,  mucha rabia en la parte del corazón de IU, porque la propuesta autonómica de EU es ya solo un recuerdo, posiblemente injusto, pero contra el que nada cabe hacer ya.

Natxo Bellido junto a varios miembros de su candidaturaCOMPROMíS. Sonrisa de oreja a oreja. Son, sin duda, los únicos que en la noche electoral pudieron celebrar su éxito sin medias tintas y que bien pudieron hacer honor a uno de los lemas de su propia campaña, Torna a somriure. Con los resultados en la mano del 24M saben que sus votos son, ahora sí, decisivos para una alternativa al PP. Entran por vez primera en el Consistorio con fuerza -tres ediles- y deben sentirse pletóricos tras haber ofrecido durante la campaña, y aún antes, una imagen de unidad y coherencia. Su número uno, Natxo Bellido, y el equipo que le ha apoyado en este tiempo, puede presumir de haber roto el techo de cristal que parecía hacer imposible hasta ahora su presencia en la capital de la provincia. Pese a ello, no deberían olvidar que el notable éxito de su propuesta no es solo merito propio, sino que parte importante de él les viene prestado. Sin el efecto arrastre de su líder autonómica, Mónica Oltra, la mejor cabeza de cartel de todos los candidatos autonómicos en el aprecio ciudadano, posiblemente nada habría sucedido así. Su alta valoración personal en la mayoría de las encuestas en el conjunto de la Comunidad tiene un precio no menor en el número de votos obtenidos en muchos municipios. Sin ese tirón extra es muy probable que el Somriure de sus carteles no habría llegado tan lejos, como bien lo demuestra el hecho de su presencia en plazas tan difíciles como la misma Elda, donde por primera estarán presentes con dos ediles. Esto, y su paso por la campaña intentando hacer propuestas en positivo y procurando no pisar callos cercanos, han acabado haciendo de Compromís en esta campaña una apuesta fiable y recomendable para un gran número de ciudadanos y votantes a la deriva.

CIUDADANOS. El éxito de la irrelevancia. El partido de Albert Rivera en la ciudad es numéricamente, y en principio, otro de los grandes vencederos de la noche. Su notable éxito electoral de la mano de José Luis Cifuentes en su primera intentona al lograr seis asientos en el consistorio construido desde la nada más absoluta es también proporcional a la, también en principio, previsible irrelevancia política inicial de sus seis concejales en Alicante. Pero una legislatura con un tripartito al frente puede ser muy larga, puede suceder de todo y lo que parece imposible hoy puede no serlo tanto pasado un tiempo, de modo que nada impide pensar que pueda acabar llegando también su momento. Esta importante presencia en el Consistorio alicantino les va a permitir hacer tranquilamente estructura de partido en la ciudad, vivir desde la barrera y con una cierta comodidad inicial los acontecimientos municipales en los complicados tiempos que se avecinan y esperar pacientemente que la convivencia en ese posible tripartito que aventuran los resultados como opción de gobierno más probable pueda deteriorarse con el tiempo y la convivencia amenace separación. La propia legislación en materia de corporaciones locales les condena a no ser, a día de hoy, decisivos, pero si saben esperar su momento en un futuro  a medio plazo  podrían llegar a ser imprescindibles para asegurar la gobernabilidad de la ciudad. En su paciencia llevan la penitencia o, quien sabe, el éxito.

Descrito el cuadro de situación, ya solo falta que la función dé inicio. A eso parece vamos a asistir a partir de hoy. A buscar esa nueva obra y ese nuevo autor que haga que sea posible empezar a escribir el nuevo libreto que la ciudad reclama. En twitter @plopez58  

El noticiero

Houston tenemos un problema: El documental que las farmacéuticas no quieren que veas

Música gitana ...y feminista

El debate de Juan Torres en La Sexta...

¿Quién ha mordido mis impuestos? o la historia de la deuda ilegítima

Así se las gasta la Marina española contra la protesta pacífica de Greenpeace en Canarias

Documental "Yo Decido. El tren de la libertad"

Suscripción

Acceso y registro

Los usuarios registrados podrán realizar comentarios sin tener que identificarse cada vez que escriben un texto.
Crear una cuenta

Webs amigas

CHAPA periodistas

Template Design © Joomla Templates | GavickPro. All rights reserved.